miércoles, 30 de noviembre de 2011

Compatibilidad de Leo y Virgo

La compatibilidad de Leo con Virgo es regular, y ambos signos tendrán que trabajar bastante para que la relación sea duradera. La personalidad de Leo es muy distinta a la de Virgo. Leo busca ser el centro de atención, mientras que Virgo es una persona mucho más privada.

Virgo-Leo resulta pues una combinación complicada, en la que las principales fuerzas son el poder de la mente (Virgo) frente al ego (Leo) y, para que funcione, ambos signos deben hacer un esfuerzo.

Virgo, igual que Leo, tiene poder y fuerza, pero es un tipo de fuerza muy distinta, y menos obvia; los Virgo tienden a trabajar discretamente en la sombra, con mucho cuidado y precisión y no necesitan ser el líder o la estrella.

Virgo no es menos poderoso que Leo, pero suelen sentirse más cómodos trabajando en un segundo plano, encargándose de los pequeños detalles y buscando la perfección tanto en casa como en el trabajo. Al contrario que Leo, no tiene interés en que otras personas lo vean; lo que le importa es lo bien que realice el trabajo.

A Leo, en cambio, le gusta hacerse notar, le gusta ser el primero y obtener el visto bueno, y destacar entre la multitud. De ahí que Virgo, que es más tímido, se pueda sentir a gusto ocultándose tras la fuerte naturaleza de Leo, pero por otro lado deberá evitar dejarse dominar por su pareja.

La tendencia de Virgo a ser bastante crítico con la fanfarronería, puede hacer que Leo reaccione muy mal ante las críticas. Leo casi nunca cree estar equivocado, por lo que Virgo deberá encontrar un modo diplomático de hacerle ver sus errores o dificultades que encuentre con respecto a su pareja Leo. Además deberá estar preparado para aceptar que, a veces, la naturaleza de Leo hace que no acepte ni la crítica más constructiva. Por su parte, a Leo le gusta la diversión, la cordialidad y la espontaneidad, algo que a Virgo le puede resultar difícil dar, al menos en las dosis requeridas.

Las relaciones sexuales entre Virgo y Leo suelen ser más satisfactorias para los Virgo, a los que les gusta el modo protector, cálido y seguro de Leo de enfocar las relaciones físicas. Leo, en cambio, puesto que le gusta la pasión y la aventura, puede encontrar dificultades en el sentido de la privacidad y las reticencias iniciales de Virgo. Sin embargo, si hay suficiente amor en la relación, ambos signos serán capaces de adaptarse a las necesidades y deseos de su pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada